El girasol argentino disfruta de su momento

GuardarSavedRemoved 0
Puntuación0
Puntuación0

A partir de la crisis del Mar Negro, consecuencia de la invasión de Rusia a Urania, el mercado internacional del aceite de girasol comenzó un rally alcista que poco a poco va camino a tranquilizarse. Pero eso no implica que la situación de faltante de oferta esté en vías de solución.
Sucede que las exportaciones de aceite de girasol de la región del Mar Negro representan 78% del comercio mundial del subproducto de la molienda del girasol.
Ucrania es el primer exportador del mundo con 6,65 millones de toneladas seguido por Rusia con 3,8 millones de toneladas. Entre los dos son responsables de la exportación de 10,45 millones de toneladas sobre un comercio total de 13,35 millones.
Este es el principal motivo que tuvo un impacto muy alcista en el precio del aceite; la firmeza también se extendió al resto de los aceites, de palma, de colza y de soja, debido a que es muy difícil de reemplazar al aceite de girasol por sustitutos de distinta calidad y condiciones de cocción.
La Argentina exporta 700 mil toneladas de aceite de girasol y junto con Turquía y la Unión Europea son los tres países que abastecen al mercado mundial, ocupando entre el tercer y quinto puesto detrás de los grandes exportadores ubicados en la zona del actual conflicto bélico.

El precio perdió firmeza
Sucede que con la retirada del mercado de Ucrania, como primer exportador mundial, y las restricciones a las importaciones de aceite de girasol provenientes de Rusia, tanto Turquía como la Unión Europea han restringido sus exportaciones al no poder contar con la oferta del Mar Negro.
Para dar una idea de la magnitud de la suba, el aceite de girasol en el mercado CIF-Rotterdam –principal referente del precio de los aceites en el mercado mundial– cotizaba a principios de febrero (esto es antes del conflicto) a 1.400 dólares por tonelada.
A partir del momento de comienzo de la crisis, el 24 de febrero, el valor del aceite de girasol trepó hasta los 2.400 dólares la tonelada a finales de marzo.
Hoy el aceite de girasol CIF Rotterdam está cotizando a 1.980 dólares por tonelada para posición de entrega junio. Una baja de 420 dólares por tonelada, que todavía no se ha sentido en su real magnitud en el mercado de exportación de aceite de la Argentina.

La firmeza del precio local
El aceite de girasol FOB puertos argentinos llegó a cotizar entre 2.150 dólares por tonelada y 2.200 dólares por tonelada hacia fines de marzo y principios de abril.
Hoy el precio del aceite FOB para embarque junio/julio está cotizando a 2.050 dólares por tonelada, una baja de sólo 100 a 150 dólares por tonelada con respecto a los precios máximos alcanzados a fines de marzo. Mientras tanto, el precio del aceite en el CIF Rotterdam perdía 420 dólares por tonelada.
Esta suba en el precio del aceite FOB puertos argentinos, sumada a la firmeza que registran los precios del aceite de girasol refinado tanto para exportación como para el mercado interno, ha sido el principal factor de mercado que dio sustento a las aceiteras a pagar hasta 700 dólares por tonelada en el mercado disponible.

La necesidad de la industria local
La industria aceitera ya tiene declaradas compras de girasol por un acumulado de dos millones de toneladas, mientras se proyecta una molienda total anual de 3,2 millones de toneladas.
Si agregamos las 200 mil toneladas de existencias finales de la cosecha anterior, la industria aceitera necesita comprar un millón de toneladas de girasol físico disponible entre junio y diciembre, cuando ingresa el girasol temprano del norte.
Este es el principal factor de sostenimiento del precio del girasol en el mercado disponible: la necesidad de las aceiteras. Sin embargo el productor no debe estar tranquilo, si el mercado ya sabe que para diciembre y enero el precio FOB del aceite de girasol cotiza a 1.975 y 1.760 dólares por tonelada respectivamente.
Se trata de una baja considerable con respecto al precio actual de 2.050 dólares por tonelada. No podemos estar seguros totalmente que el mercado va a bajar lo que indican las pizarras de los futuros, pero si podemos aventurar que las chances de bajas en el precio de los aceites son muy altas.
No sólo baja el aceite de girasol, también lo hacen los aceites de palma, colza y de soja. En este último caso, el FOB puertos argentinos baja 245 dólares y ubica el precio en 1.760 dólares para junio y a 1,515 dólares para embarque marzo 2023.
Estamos ante mercados muy inestables, inciertos y muy resbaladizos. La coherencia indica vender cuando el precio es bueno, y las ganancias son grandes. (Agrovoz)

 

   

Fuente: https://campototalweb.com.ar/23285/

Agroenlace
Logo
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar